La economía de la UE vincula a los trabajadores de todo el mundo a través de una cadena de valor global, y como tal tiene la responsabilidad de garantizar los derechos humanos y la seguridad medioambiental. Para garantizar la sostenibilidad de las empresas, la Comisión Europea ha presentado una propuesta de diligencia debida para enmarcar las decisiones empresariales en términos de derechos humanos, impacto climático y medioambiental, así como en términos de resiliencia de la empresa a largo plazo. 

Es por esto que hemos diseñado una guía que puedes descargar a continuación donde se resume la información esencial de la propuesta de Diligencia Debida para empresas.